Los síntomas del lupus y la salud bucal

El lupus es una enfermedad autoinmune o una enfermedad que se inicia debido a un funcionamiento anormal del sistema inmunológico. El lupus puede tener un efecto sobre la salud bucal. Su efecto sobre la salud bucal es el desarrollo de síntomas de lesiones de tejidos blandos: aguda (inicio repentino con un período corto de duración) o crónica (persiste por un período muy largo de tiempo). La enfermedad no se adquiere por contacto con otra persona, y no puede transmitirse a otro individuo. Es su propio cuerpo reconociendo parte de sí mismo como extraño. Las defensas de su sistema inmune atacan varias células en sus órganos. Específicamente, son los anticuerpos que le protegen de otros agentes infecciosos. Los anticuerpos atacan a los núcleos de las células, que luego provocan los síntomas que se producen. El término médico para la enfermedad es lupus eritematoso con una forma sistémica (órganos) y una forma cutánea, o de la piel. Los síntomas de esta enfermedad pueden traslaparse con los de otras enfermedades autoinmunitarias y pueden incluir una erupción sobre la nariz y las mejillas, que se denomina una erupción de la mariposa. Una erupción puede aparecer en otras áreas de la piel que están expuestas constantemente a la luz solar. Otros síntomas incluyen: fatiga, articulaciones inflamadas, fiebre, pérdida de cabello e inflamación de órganos, incluyendo el corazón y los riñones.

¿Quién contrae la enfermedad?

La Fundación Americana de Lupus, declara que la enfermedad afecta en mayor parte a las mujeres que a los hombres. Las mujeres suelen desarrollar la enfermedad durante sus años de fertilidad, es decir, de los 20 a los 45 años de edad, y las mujeres de ascendencia afro americana, hispana y asiática están más en riesgo de padecer la enfermedad. La Fundación también señala que hay 16.000 nuevos casos de lupus identificados cada año y que 5 millones de personas de todo el mundo sufren de esta enfermedad.

Diagnóstico por el médico

No existe ninguna prueba única para diagnosticar la enfermedad. El diagnóstico se basa en descartar otras enfermedades inmunitarias y que el paciente tenga un grupo de síntomas asociados con la enfermedad, incluyendo: la erupción de la mariposa en la cara, otras erupciones en la piel, la inflamación del corazón, los problemas de riñón, la artritis, los problemas del sistema inmunológico y las úlceras bucales.

Cambios bucales diagnosticados por el dentista

Esta enfermedad no contribuye a las dos cuestiones principales de salud bucal: la caries y la enfermedad periodontal. Según un artículo en la revista Europea de Dermatología, las úlceras bucales o las lesiones bucales pueden presentarse, entre el 9 y el 45 por ciento de las personas que sufren de la enfermedad, las úlceras o lesiones pueden ser agudas o crónicas por naturaleza, y pueden aparecer como similares a otros tipos de lesiones bucales. El diagnóstico inicial puede requerir de una biopsia y de un trabajo con un reumatólogo para determinar si las lesiones son causadas por lupus o no. Si la enfermedad afecta a las glándulas salivales, el paciente puede desarrollar una boca seca, que podría requerir tratamientos con fluoruro. Tratamiento para las lesiones bucales es paliativo y a menudo incluye los esteroides tópicos.


Tratamientos disponibles

El tratamiento de la enfermedad varía según los órganos afectados y la severidad del problema. Los tratamientos pueden incluir: medicamentos antipalúdicos, esteroides y medicamentos para el dolor. También será necesario hacer cambios de estilo de vida y en el manejo del estrés. Para obtener más información sobre el tratamiento puede dirigirse al sitio web de la Clínica Mayo. El soporte está disponible para personas que sufren de esta enfermedad. También hay algunos medicamentos experimentales como Rituximab que alteran el sistema inmune para reducir los efectos de la enfermedad. Sin embargo, como con todas las enfermedades autoinmunes, no existe cura. Hay solo gestión a largo plazo para la enfermedad. Si usted sufre o sospecha que padece de lupus, usted debe decirle a su higienista dental y a su dentista en el próximo chequeo.