Consejos de higiene oral para personas con necesidades especiales

Si tiene problemas de agilidad mental o alguna incapacidad física, puede resultarle difícil mantener un continuo cepillado o el uso del hilo dental. Esto puede solucionarse utilizando unos simples “remedios caseros” o los dispositivos mencionados abajo:

  • Utilice un hule elástico ancho para atar el cepillo a su mano.
  • Agrande el mango del cepillo con una esponja, una pelota o un mango de bicicleta. También puede enrollar una banda elástica o cinta adhesiva alrededor del mango.
  • Alargue el mango con una pieza de madera o plástico como por ejemplo una regla, una paleta de helado o un depresor de lengua.
  • Ate hilo dental con un lazo para un mejor manejo.
  • Utilice un cepillo eléctrico o un soporte comercial para hilo.

Personas de todas las edades pueden padecer condiciones especiales, tales como apoplejía, lesión de médula espinal, esclerosis múltiple, retardo mental, síndrome de Down, trastornos genéticos, Alzheimer o artritis. Quienes prestan cuidados de enfermería pueden tener la necesidad de dar asistencia de higiene oral a personas con necesidades especiales. A continuación algunos consejos:

  • Elija un lugar bien iluminado y conveniente.
  • Si la persona no coopera o es incontrolable, intente calmarlo explicándole lo que hará o programe la tarea para una hora en la que la persona esta más relajada o puede ser más receptiva.
  • Mueva a la persona de una forma calmada, suave y apaciguante para evitar alarmarla.
  • Exalte y refuerce los intentos independientes.
  • Apoye la cabeza de la persona y tenga cuidado especial para prevenir asfixia o náusea cuando la cabeza esté inclinada hacia atrás.
  • Si la persona no puede o no quiere permanecer con la boca abierta, usted puede hacer un soporte bucal al juntar varios depresores de lengua. Discuta con su dentista cómo insertar un soporte bucal para evitar lesión a los dientes.
© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.