El ácido fólico puede prevenir el labio leporino y el paladar hendido.

Estudios recientes demuestran que las mujeres que toman suplementos con ácidos fólico a principio del embarazo pueden reducir sustancialmente la probabilidad de que su bebé nazca con labio leporino o paladar hendido. La ingesta de 0,4 miligramos de ácido fólico al día redujo a un tercio el riesgo de que un bebé desarrollara labio leporino (con o sin el paladar hendido).

Alrededor de uno de cada 750 bebés en los Estados Unidos nace con labio leporino y/o paladar hendido. El labio leporino es un defecto de nacimiento en el cual una o varias fisuras se forman en el labio superior. El paladar hendido es una deformidad congénita que se produce por ausencia de la fusión parcial o completa del paladar duro y/o blando. Estos resultados ratifican los beneficios que ofrece el ácido fólico a las mujeres, "expresó Allen J. Wilcox, M.D., Ph.D., autor del estudio del Instituto Nacional de Ciencias Ambientales de la Salud. "Sabemos ya que el ácido fólico reduce el riesgo de desarrollar defectos de los tubos neurales, incluyendo la espina bífida," ratificó el Dr. Wilcox.

"Nuestra investigación sugiere que el ácido fólico también ayuda a prevenir hendiduras faciales, otro defecto común del nacimiento." El ácido fólico forma parte del grupo B, y se eencontra en los vegetales, frutas cítricas, frijoles y granos enteros. También está presente en la harina y en otros alimentos fortificados y puede ser considerado como un suplemento vitamínico. La dosis dietética diaria recomendada de ácido fólico para los adultos es 0,4 mg.

"La deficiencia de ácido fólico causa hendiduras faciales en animales de laboratorio, así que teníamos una buena razón para enfocarnos en el ácido fólico en nuestro estudio," dijo el Dr. Wilcox. "Fue una de nuestras principales hipótesis." En el estudio, los investigadores evaluaron la asociación entre las hendiduras faciales y la ingesta de suplementos de ácido fólico, multivitaminas y de folatos por las madres. Encontraron que 0,4 mg o más de ácido fólico por día redujo a un tercio el riesgo de que un bebé desarrollara labio leporino (con o sin el paladar hendido), pero no se observó ningún efecto evidente en el riesgo de desarrollar solamente paladar hendido.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.