Escoger cuidadosamente las bebidas para una mejor salud bucal

En estos días, existe una gran variedad de bebidas adonde escoger cuando se esta sediento, desde gaseosas y bebidas energéticas hasta botellas de agua de primera calidad o café del lujo, sin embargo, la bebida que escoges ¿contribuye con la salud de los dientes y encías?.

La ADA recomienda que los consumidores escojan bebidas que hidraten y contribuyan con la buena nutrición. Beber entre 8 a 12 tazas de agua al día es importante, así como, el consumo de agua fluorada puede ser beneficioso en la prevención de la caries dental.

Muchos consumidores, consientes de su salud, están bebiendo agua embotellada. Un estudio muestra que los Americanos consumieron más de 5 billones de agua embotellada en el 2000, más del doble de la cantidad consumida en la década pasada.

Si el agua embotellada es la principal fuente de agua para beber, podrían estar perdiéndose los beneficios del flúor en la prevención de caries, del agua que proviene de los sistemas de distribución de muchas comunidades.

Otro tipo de bebidas saludables para los dientes, tanto de niños como adultos, son aquellas que contienen al menos 50% de jugo de fruta sin endulzantes y leche baja o libre de grasa.

Aún bebes o niños pequeños pueden desarrollar caries dental severa (algunas veces llamada de caries del biberón). Esto sucede cuando los bebes tienen una exposición frecuente y prolongada a líquidos que contienen azúcar, como agua endulzada y fruta. La caries dental puede ocurrir cuando el bebe se duerme con la pacha, o bien cuando la pacha es utilizada para tranquilizar a un bebé caprichoso. El líquido azucarado se deposita alrededor de los dientes en cuanto los niños duermen. Las bacterias en la boca utilizan estos azucares como alimento, produciendo ácidos que atacan el diente. Cada vez que su niño bebe estos líquidos, se produce un ataque ácido durante 20 minutos o más, luego de múltiples ataques el diente puede cariarse.

La ADA advierte para limitar el consumo de bebidas de alto contenido de azúcar. Algunas gaseosas no dietéticas pueden tener no menos de 11 cucharadas de azúcar, un aumento del azúcar en la dieta puede incrementar el riesgo de caries dental. Muchos tipos de gaseosas- inclusive las dietéticas sin azúcar como endulzante- también contienen ácidos que pueden destruir el esmalte dental.

El café, té, bebidas energéticas y deportivas, vino, colas y otras bebidas son frecuentemente, también responsables por el manchamiento dental. Ingerir estas bebidas a través de una pajilla, enjuagarse y/o cepillarse después de consumirlas, así como la visita al odontólogo, pueden ayudar a conservar tus dientes blancos y brillantes.

Buenos cuidados bucales son importantes en la prevención de la caries. La ADA recomienda cepillarse dos veces al día con una pasta a base de flúor, limpiar entre los dientes con el hilo dental, consumir alimentos nutritivos y balanceados, limitar los refrigerios y visitar al odontólogo regularmente para limpiezas profesionales y exámenes bucales.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.