Si bien la piel del rostro es la que está más expuesta a los elementos externos y hay que darle un cuidado especial, es importante no descuidar la piel del resto de tu cuerpo para mantenerte completamente renovada de pies a cabeza. Aquí encontrarás algunos consejos para conservar toda tu piel firme y radiante.

Elegí los mejores ingredientes

1

Elegí los mejores ingredientes

Utilizá cremas corporales con nutrientes como la cafeína, el retinol y que además sean ricas en vitaminas B,C y E. En el cuello y el pecho podés utilizar los mismos productos que aplicás en tu rostro ya que la piel es igualmente delicada y sensible.


Limpiá y protegé toda tu piel

2

Limpiá y protegé toda tu piel

Frotá tu cuerpo con un cepillo de cerdas naturales con movimientos circulares de abajo hacia arriba utilizando Palmolive® Naturals® Granada, que contiene extracto natural de granada, una poderosa fruta rica en antioxidantes y antocianina, flavonoides que reducen el estrés oxidativo celular, deteniendo el deterioro de la piel.


Relajate y respirá

3

Relajate y respirá

Relajá tus músculos para no añadirle estrés innecesario a la piel: Con la espalda recta, cierra los ojos, inhalá y exhalá profundamente aspirando el aire con tu abdomen por un minuto; este ejercicio renueva cada fibra de tu cuerpo y permite una mejor oxigenación de las células, promoviendo la generación de colágeno y elastina.


Reducí la hinchazón

4

Reducí la hinchazón

Hay alimentos que pueden causar una hinchazón generalizada en todo el cuerpo, lo que debilita y quita elasticidad a la piel. Para deshincharte, reducí el consumo de alimentos con demasiada sal y azúcar y consumí alimentos ricos en agua como pepino, apio, zanahoria, sandía, frutillas y melón.