No hay nada más cierto que decir que sos lo que comés, por eso una dieta desequilibrada hace estragos en tu cuerpo, tu ánimo y tu piel. Del mismo modo, consumir determinados alimentos ricos en vitaminas le da un empujón a tu metabolismo, te llena de energía y mejora visiblemente la textura, el color y la firmeza de la piel desde el interior, purificándola y transformándola en la mejor piel que puedes tener.

Nueces

1

Nueces

Agregar un puñado de nueces o almendras a tu dieta diaria elevará tu consumo de vitamina E y de otros minerales esenciales para la piel como calcio, potasio y magnesio; lo que suple ciertas deficiencias nutricionales que causan acné y sensibilidad al sol.


Pescado

2

Pescado

Ciertos peces de agua fría como el salmón y el atún contienen una alta cantidad de Omega 3, Omega 6 y ácidos EPA y DHA, que combaten la inflamación y el acné, aceleran el proceso adecuado de cicatrización y metabolizan los aminoácidos que constituyen una piel sana, hidratada y flexible.


Col/Repollo

3

Col/Repollo

Los vegetales de hojas verdes son esenciales para una piel impecable y suave, ya que contienen valores altísimos de vitaminas A, B, C, E y K, así como calcio, hierro, magnesio y potasio, lo que garantiza una regeneración celular frecuente y adecuada de todos los tejidos del cuerpo.


Aceite de oliva

4

Aceite de oliva

Para el cuerpo es necesario consumir ciertas grasas que son favorables en la medida en que permiten la absorción de la vitamina A y humectan la piel desde la capa más profunda a través del proceso de regeneración celular. Al utilizar aceite de oliva en tus comidas para cocinar o como condimento, no sólo regulás tu nivel de colesterol, también hidratás tu piel desde adentro.


Frutos rojos

5

Frutos rojos

Además de ser muy ricos en fibra, regulan la producción de insulina y previenen la artritis; los frutos rojos como las fresas, los arándanos y las moras contienen vitaminas y antioxidantes como la antocianina que combaten los radicales libres, deteniendo el proceso de envejecimiento de la piel.


Aguacate/Palta

6

Aguacate/Palta

Al igual que el pescado, el aguacate o palta contiene grasas que son necesarias para asegurar un organismo sano. Es rico también en vitamina E, que estimula la producción de colágeno, necesario para mantener una piel saludable, elástica e hidratada.


Granos enteros

7

Granos enteros

Los carbohidratos simples son poco nutritivos y favorecen la tendencia al acné por lo que es mejor sustituirlos con carbohidratos complejos como la avena, la quinoa o el arroz integral, que contienen fibra y proteína, estabilizan el nivel de azúcar en la sangre y son ricos en vitamina B y antioxidantes para asegurar una adecuada regeneración de la piel.


Tomate

8

Tomate

Además de tener los beneficios comunes de los vegetales como ser rico en agua, vitamina C y estimular la producción de colágeno, el tomate también es rico en licopeno, un pigmento antioxidante que equilibra el tono de la piel y favorece la circulación de la sangre, garantizando la asimilación de los nutrientes en todo el cuerpo.